ios_android

Sustituyendo mi iPhone 4

Mucho ha llovido desde el 10 de Octubre de 2010, que es cuando compré mi iPhone 4 libre.
Éste (el iPhone 4) fue el primer iPhone que me convenció. Que me gustó. Que tenía lo que tenía que tener para que le diera mi dinero a Apple y a día de hoy, aunque sigue funcionando bien, este teléfono se ha quedado… Corto.
Os cuento aquí y a hora por qué voy a cambiar de teléfono y por qué mi siguiente móvil no va a ser un iPhone.

Sin duda alguna hay dos principales motivos por los que voy a cambiar de teléfono.
El primero y más importante es la obsolescencia, programada o no que ha impuesto Apple.
Las nuevas apps no pueden instalarse en versiones antiguas de iOS y las nuevas versiones de iOS, o dejan tu teléfono como poco más que un pisapapeles de lo lento que funcionan y directamente, no puedes instalarlas.
Esto, obviamente me parece una táctica empresarial perfecta, pero en mi opinión, es muy desonesta. Sé que con todo lo que tiene que ver con la tecnología sucede lo mismo, pero en el caso de Apple, en los últimos años se ha llevado al extremo.
Mi iPhone 4 no puede pasar de la versión 7.1.2 de iOs y, poniéndola, el rendimiento del móvil baja considerablemente hasta el punto de dar tirones cada vez que quieres hacer algo.
El problema es que, si no instalas las últimas versiones, como decía antes, no puedes actualizar o instalar algunas apps por lo que se convierte en la pescadilla que se muerde la cola y, aunque tu teléfono funciona bien a nivel hardware, se queda obsoleto por culpa del software.
Bien es cierto que la batería ya no es lo que era. Cuando antes sobrepasaba el día sin problemas, ahora hay veces que tengo que cargar el teléfono a media tarde si no quiero quedarme sin batería, cosa que puede solucionarse perfectamente cambiando la batería, ya que el iPhone 4, para el que no lo sepa, se puede abrir con un destornillador TORX quitando estos dos tornillos.

El caso es que por este tipo de cosas y porque, sinceramente, los modelos de iPhone que hay ahora mismo en el mercado y los que tiene pinta que van a salir este año no me convencen en absoluto (Y menos por el precio que tienen), he decidido pasarme al otro lado de la fuerza y comprar un Android.

Esta compra va a tener algunos requisitos y puntos de corte ya que, a priori, no va a ser un móvil que piense aguantar años y años y años (Confío en que Apple vuelva a conquistar mi corazón en uno o dos años) por lo que quería que fuera un buen teléfono, capaz de aguantar sin problemas como mucho tres años y que tuviera una relación tiempo/coste igual o similar a la que ha tenido mi iPhone 4 (100€ por año de vida), ergo el precio límite eran los 300€

Aún con el presupuesto comedido con el que contaba, sabía que podía encontrar un buen móvil sin muchos problemas.
Hay marcas españolas que fabrican buenos teléfonos de “bajo” coste y ya si nos vamos a teléfonos chinos, ni te cuento.

En un principio me fijé en el BQ Aquaris E5 4G, un buen teléfono, dentro de mi presupuesto y encima firmado por una empresa española.
Con este punto de base, empecé a investigar y a investigar, ayudado de buenos amigos hasta conformar una lista de tres teléfonos de entre los que uno de ellos, sería el que se vendría a casa conmigo.

  • BQ Aquaris E5 4G (250€)
  • Xiaomi Redmi Note 4G (170€)
  • Oneplus One 64GB (300€) (A día de hoy, que van a subir el precio)

El primero en caerse de la lista fue el BQ porque básicamente es como el Xiaomi, pero más caro.
Entre ambos teléfonos hay muy pocas diferencias que hagan que merezca la pena pagar 100€ de más, por muy españoles que sean los chicos de BQ aunque eso sí, a su favor es que puedes ir a comprarlo en Fnac sin tener que andar comprando en tiendas online con dudosas traducciones y números de teléfono de soporte algo sospechosos… Si no os gusta comprar en ese tiempo de tiendas, toca gastarse algo más de pasta. Esto es así.

Por último, el dilema estaba entre el Redmi y el Oneplus, dos teléfonos de la misma gama, pero diferentes. Con sus puntos fuertes y sus puntos flacos, los cuales os pongo a continuación, ya que mi decisión ha venido por gusto personal, pero las opiniones y los gustos son como los culos: Cada uno tiene el suyo.

Ventajas del Redmi Note 4G:

  • – Precio
  • – Ranura de MicroSD
  • – Precio (Sí, otra vez)
  • – MIUI V5 (o V6)

Fallas del Redmi:

  • – Pantalla de 720p
  • – No tiene LED de notificación (Es una chorrada pero coño, no cuesta nada ponerlo…)

Ventajas del Oneplus:

  • – Pantalla 1080p
  • – Mejor procesador y GPU (Qualcomm Quad-Core Snapdragon 801 a 2.5GHz y GPU Adreno 330, 578MHz frente al Qualcomm Quad-Core Snapdragon 400 a 1.6 y Adreno 305 del Redmi)
  • – 1GB más de RAM (3 frente a los 2 del Redmi)
  • – Grabación de vídeo en 4K
  • – NFC

Fallas del Oneplus:

  • – No tiene ranura MicroSD (Por lo que pillar el de 64GB es recomendable con vistas a futuro)

El Redmi viene con el Launcher MIUI (Muy estilo iPhone, lo que me puede facilitar la transición de iOS a Android) mientras que el Oneplus viene con una rom de Cyanogen muy personalizable, pero más “Android” (Esto lo pongo por que sí que va a ir en gustos)

Ojocuidáo, ninguno de los dos teléfonos opera en la banda de 800MHz de 4G, lo que implica que en sitios no muy habitados, igual no tengamos 4G (Aunque sí tendremos 3G) pero bueno, yo normalmente estoy en ciudad (Dónde sí hay otras bandas de 4G) por lo que esto no me preocupa demasiado ya que en Madrid, Valencia, Barcelona y demás, no sólo se va a operar en 800MHz, si no que se opera en 1800Mhz y 2600Mhz y en breve, se sumará la banda de 800 (Que es la que han dejado libre las cadenas de TDT, por esto es por lo que habéis tenido que resintonizar los canales hace poco).
Vamos, que no te vas a quedar sin 4G si vives en una ciudad, aunque no vas a ir a tope pero qué diablos, la diferencia en la velocidad entre las tres bandas no es abismal.
(El iPhone 5, por ejemplo, tiene el mismo problema con el 4G, por si no lo sabíais)

Y hasta aquí hemos llegado. Espero que los que andáis preguntándome sobre qué teléfono comprar, esto os sirva de algo, siempre teniendo en cuenta que me fijé como límite los 300€ y que por sistema (Gustos, principios… Llamadlo como queráis), desecho LG, Motorola y Samsung (Éste último por pagar mucha marca sin ninguna necesidad) así como el mercado de segunda mano.

Ahora mismo ya tengo pedido y pagado mi Oneplus One de 64GB así que sólo resta esperar que llegue a casa para ponerle las zarpas encima y empezar a descubrir este nuevo mundo para mi que es Android aunque ahora, con un teléfono al que sacarle todo el jugo y no sólo a base de pruebas ocasionales.

¡Nos leemos pronto!
JMGH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>