iker_casillas_besa_escudo

Iker Casillas se va del Real Madrid

725 partidos. 16 temporadas en el primer equipo. Tres Champions, dos Intercontinentales, cinco Ligas y dos Copas del Rey.
147 partidos con la selección absoluta y único español que ha levantado una Copa del Mundo y dos Eurocopas.
Este señor es Iker Casillas​, el mismo al que el “madridismo” (Notensé las comillas) ha apaleado por que “echó” a un cáncer que tenía el Real Madrid como era Mourinho y por que, como es normal, ha sufrido un bajón en su rendimiento (Más por ánimo que por físico diría yo).

Florentino Pérez (el otro cáncer del Real Madrid) se frota las manos con su salida del club y el “madridista” también cuando como este, muchos otros jugadores deberían retirarse en el club que representan, que viven y que sienten.
El Madrid de Florentino es diferente a otros equipos (Juventus o Arsenal, por ejemplo). El Madrid de Florentino es lo que dice el Marca y el As. El Madrid de Florentino no es más que una empresa sin alma, ni corazón. No entiende de más colores que el de los billetes.
Hoy traen a Danilo, que (como todos) ha cumplido el sueño de su vida, igual que trajo a Kaka, o a Lucas Silva o Xabi Alonso o tantos otros que no sienten los colores. Que no son madridistas (Aunque sean buenos futbolistas… Bueno, menos Kaka, que sólo se llevó lo muerto del entierro), que lo único que sienten es que cobran mucho y cuando no les pagan lo que quieren, cogen la puerta y se van, porque no sienten lo que alguien criado en la casa y con la calidad suficiente como para llevar al club a lo más alto siente cuando salta al Santiago Bernabéu (O Fly Arabian Stadium o como lo quiera rebautizar Florentino por un puñado de dólares).
Casillas no se va por que quiera. Casillas se va por que esos madridistas de “pro”, los que maman de la teta de la “prensa” deportiva y por que el empresario que tenemos al frente del barco lo echan. Por que no aguanta más y en mi opinión, por que está decepcionado con parte de la afición y con el club en sí.
Se dice que busca una liga menos competitiva para poder rendir.
Un tío como Casillas busca retos, no facilidades. Eso llega cuando ya tienes la edad de Raúl, no la de Casillas, que no os engañen.

Y mañana es Casillas y pasado será Ramos y cualquiera que esté un poco quemado y Florentino ya le tenga muy visto por que aquí lo que prima es vender camisetas y si el año que viene no se gana nada, se venden a otros tres, se cambia de entrenador y vuelta a girar la rueda.

El Real Madrid ya hace mucho tiempo que no es un club. Es una empresa más, sin alma ni corazón y, por desgracia, seguida de una gran parroquia, en mi opinión, indigna de denominarse “madridistas”.

Y despido esta columna, artículo, opinión o como lo queráis llamar enviando un enorme abrazo a Iker Casillas, el capitán del Real Madrid hasta el final.
¡Hala Madrid!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>